CHOOSE YOUR LANGUAGE
Menu

Huecco pone en pie la Howard Gilman Opera House de Nueva York

"Ha sido histórico"

"Nunca vimos a la gente tan prendida, el público del BAM es como muy intelectual, de escuchar más que de bailar. Esto ha sido histórico" -Así definió Darrell McNeil (Director del Talento de la Brooklyn Academy of Music) el debut de Huecco el pasado sábado en Nueva York. La directora de la revista Batanga revelaba que "España está en racha, pues sólo con Buika vi a los neoyorkinos llorando de emoción el año pasado y sólo con Huecco los vi bailar y saltar de esta forma. Y por este escenario han pasado bandas de indudable talento y categoría. Este público es uno de los más difíciles del mundo".

Con la sala casi llena (1.500 personas), el concierto se resumió en una fiesta de rumba flamenca, salsa, rancheras punks, samba, rock, metal, rumbias y rumbatones que el madrileño supo colocar con acierto para que el show fuera in crescendo. Así, mediado el concierto, con su rumbia "Reina de los Angelotes" se levantó la gente y se puso a bailar. Y ya con su "merengue embrutesío" (como él define su canción "Cerezas") ya no quedó un alma en las butacas. Y de ahí hasta el final no paró el público de muy distinta edad (desde 18 hasta 50 años) y raza de amontonarse frente al escenario y los pasillos en la planta de abajo y en la segunda planta de la Ópera. Luego fueron cayendo "No te lloraré", "Se me olvidó olvidarte", "Mirando al cielo", "Pami guerrera", "Mamba negra"... Hasta un fin de fiesta con toda la gente de pie coreando el nombre del cantante de Aluche. Al grito de "Well be back soon", Huecco dejó claro que volverá pronto a visitar la Gran Manzana.

(Photo Courtesy Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. for additional images please contact photographer directly. )

Sin apenas tiempo para recuperarse, visitará Suiza esta semana, donde "Reina de los Angelotes" ocupa el número 37 en las listas de Radio y donde, además de en Alemania y Austria, se acaba de editar también ASSALTO.